Una mutación para tu dolor intestinal crónico

Ciertas personas sufren de dolores abdominales intermitentes durante casi todo el año o desórdenes inflamatorios con de dolor crónico intestinal, una verdadera faena. Además de molesto, no se conocen muy bien los mecanismos que están detrás de este desorden complejo. Incluso en los diagnosticados como síndrome de colon irritable (SCI o IBS) no se sabe muy bien por qué se produce la inflamación crónica de la pared intestinal.

Un estudio recientemente publicado en Science Translational medicine sugiere la histamina sobre producida por ciertas bacterias de la flora intestinal parece poder jugar un papel esencial en estos desórdenes. Esta histamina sobre producida actúa como señalizador para atraer al tejido células mastocitos del sistema inmune a través del receptor de histamina denominado 4. El estudio analizó la microbiota de muchos pacientes con SCI e identificaron la bacteria Klebsiella aerogenes presente era la responsable principal de la producción de histamina.

Además, en el trabajo se centran en mostrar un posible tratamiento para atajar los síntomas de dolor crónico y llegan a la conclusión que mediante la dieta se puede mejorar estos síntomas. Afirman que disminuyendo la ingesta de carbohidratos fermentables, los pacientes mejoran o disminuyen su dolor abdominal. Estos carbohidratos que fermentan en los intestinos son aquellos para los que no tenemos enzimas que los rompan y absorber sus azúcares simples y son las bacterias intestinales los que los aprovechan, la mayoría para nuestro bien. La dieta baja en estos carbohidratos parece que a su vez cambia la composición de la microbiota y disminuye las concentraciones aumentadas de histamina encontradas en la orina.

Las bacterias intestinales interactúan con el epitelio intestinal segregando sustancias de su propio metabolismo que a su vez causan cambios en este para bien normalmente y para mal en otras como en el síndrome de colon irritable o en el dolor abdominal crónico de causa desconocida.

Para analizar esto, aquí el organismo que utilizan es el ratón al que trasplanta la microbiota intestinal de pacientes con colon irritable para medir en ellos los niveles de histamina antes y después del trasplante de bacterias y con y sin el tratamiento de dieta. Aquí es donde encuentran que si a estos ratones se le da de comer una dieta baja en glúcidos fermentables, los animales muestran menos signos de inflación intestinal (menos mastocitos) y menos hipersensibilidad visceral.

En los casos donde se analizaba la microbiota de pacientes con colon irritable que además muestran niveles de histamina elevados en orina, se ve que también producen grandes cantidades de histamina in vitro. Esto es más técnico, pero en el ensayo detectan una bacteria Klebsiella aerogenes que posee una mutación del gen de la histidina descarboxilasa que produce más histamina de lo normal. Lo siguiente que hacen es ver si esta bacteria está presente en mayor proporción en otros grupos con SCI frente a individuos sanos y ven que esta cepa es más abundante en los primeros.

Por último, analizan y afirman que el bloqueo farmacológico del receptor de histamina 4 es capaz de disminuir la hipersensibilidad visceral y disminuir la acumulación de mastocitos del sistema inmunológico en los ratones con el intestino colonizado con la microbiota de pacientes con síndrome de colon.

Los resultados sugieren posibles tratamientos para este tipo pacientes con SCI con hiperalgesia y quizá en otros muchos. Es un ejemplo de como interaccionamos con nuestra microbiota y como la comprensión, diferentes mecanismos moleculares y mutaciones nos podría hacer la vida más fácil. Esperemos que sirva a mucha gente que lo pasa mal y parece que no tiene nada visible.

Nota: Los carbohidratos no fermentables se dan en alimentos como leguminosas, aguacates, pasta, pan, frutas como manzanas, peras.. Hay listas en internet

REFERENCIAS:

Histamine production by the gut microbiota induces visceral hyperalgesia through histamine 4 receptor signaling in mice. Giada De Palma David E. ReedYang Yu, Virginia Rabbia, Jun LuNestor Jimenez-Vargas ,Jessica Sessenwein, Cintya Lopez-Lopez, Premysl Bercik. Science Translational Medicine 27 Jul 2022 Vol 14, Issue 655

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s