El cazador de rayos cósmicos

17 ABRIL 1912: Victor F. Hess durante el eclipse realizó un experimento crucial, que descartó definitivamente el origen solar de los Rayos Cósmicos. #SCIENCEMOMENT

El 17 de abril de 1912 el científico austriaco Victor F. Hess empieza una serie de ascensiones en globo para averiguar la procedencia de la extraña radiación ionizante que no disminuia al alejarse de la supuesta fuente, las sustancias radioactivas presentes en la corteza terrestre. Cargado de electrómetros para medir esta extraña radiación se montó en un globo y comenzó a medir a alturas atmosféricas insólitas. La peculiaridad de la ascensión del 17 de abril es que hubo un eclipse solar parcial, quería ver como afectaba este fenómeno a la formación de partículas cargadas. En sus electrómetros no observó ninguna disminución de la radiación ionizante cuando el sol quedó tapado, tampoco pasaba durante la noche. En cuanto a la dependencia con la altura, observó un aumento de la radiación a partir de los 2000m de altura. Estos rayos no parecían venir de la tierra ni de la estrella que no da la luz ¿Cuál sería su procedencia?

Hess victor solar eclipse balloon flight discovery cosmic rays 1912 17 april abril science moments

17 ABRIL 1912: Victor F. Hess, eclipse y experimento q descarta el origen solar de los Rayos Cósmicos #SCIENCEMOMENT

A principios del siglo XX recién descubierta la radioactividad y perfeccionados los primeros electrómetros para medirla, se vio que se podía medir la ionización debida a la radioactividad terrestre en el aire. Theodor Wulf se subió a la Torre Eiffel y encontró a 300 m. de altura que la ionización no disminuía. Lo que llevó a Hess a querer desentrañar esta misteriosa energía que no se disipaba con la distancia. Inició una serie de ascensiones atmosféricas en globo para medir esta ionización misteriosa. Llevaba tres tipos de electrómetros, dos blindado capaz de medir los efectos de la radiaciones gamma y otro no blindado capaz de medir la radiación beta menos penetrante (son electrones acelerados).

En la ascensión, quizá, más importante el 7 de agosto de 1912 logró subir 5300m y vio más claramente el aumento de la radiación conforme aumentaba la altura, a partir de los 1400 m. de altura la intensidad de la radiación aumentaba mucho con la altura. “En los dos detectores de rayos-γ los valores a la mayor altitud son cerca de 22-24 iones mayores que en suelo”.
Su conclusión fue: “Los resultados de las presentes observaciones parecen ser mejor explicadas si asumimos que la radiación de alto poder penetrante entra a la atmósfera desde fuera … I como la reducción no se observa por la noche o en un eclipse, es difícil considerar al sol como el origen”.

Hess fue galardonado con el premio Nobel de física en 1936 por su descubrimiento revolucionario junto al descubridor del positrón y el muon Carl David Anderson. Sería mucho más famoso si los hubiera denominado los rayos de Dios. Él que era un profundo creyente no lo haría así por respeto o porque no se llevaba vanagloriarse con marketing científico, supongo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s