La asombrosa estructura de las capas del planeta que permite la vida.

El campo magnético terrestre es maravilla protectora. Sin él la vida en el planeta tal y como la conocemos no sería posible, las partículas cargadas provenientes del sol nos abrasarían. Pero, ¿Cómo se crea dicho campo? Para comprenderlo hace falta conocer la estructura discontinua en forma de capas de nuestro planeta. El campo magnético terrestre se origina en el núcleo externo compuesto de metal fluido, principalmente hierro.

La asombrosa estructura de las capas del planeta que permite la vida.

Esta aleación fluida se mueve debido a la diferencia de temperaturas que existe entre el núcleo sólido y el manto interno también sólido. Dicho gradiente causa corrientes de convección, el fluido calentado en el interior se hace menos denso y flota ascendiendo hasta llegar al manto. La flotabilidad se ve aumentada por un curioso fenómeno de separación química. Cerca del núcleo interno, el hierro del metal líquido se solidifica,liberando elementos más ligeros que al calentarse flotan y ascienden. A este fenómeno se le llama convección compositiva. Cuando llega al manto la aleación se enfría y se hace más densa por lo que pierde flotabilidad y desciende de nuevo hasta el interior.

La tierra al girar sobre si misma, en su constante rotación, causa una aceleración de Coriolis que tiende a organizar este flujo en espirales alineadas a lo largo del eje polar norte-sur. Esto genera unas corrientes de cargas, o lo que es lo mismo corrientes eléctricas que generan a su vez campos magnéticos. Los campos magnéticos cambiantes generan a su vez campos eléctricos y los dos campos son capaces de ejercer una fuerza en las cargas que fluyen en las corrientes. El campo magnético resultante es resultado de un efecto de retroalimentación continua sustentada por el gradiente de temperaturas.

El campo creado es lo suficientemente potente como para repeler las partículas cargadas procedentes del sol y permitir la existencia de atmósfera en nuestra cebolla estelar.

Además, nuevos hallazgos sugieren que el manto rocoso de la Tierra podría ser mejor en la eliminación de calor del núcleo fundido exterior, o que la actividad en el núcleo del planeta podría generar más calor de lo previsto, o ambas cosas.

REFERENCIAS

Earth’s Core and the Geodynamo. Bruce A. Buffett. Science 16 June 2000: Vol. 288 no. 5473 pp. 2007-2012. DOI: 10.1126/science.288.5473.2007

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s