Las moscas que Stalin no amaba

¿Cómo evolucionan las poblaciones silvestres? ¿Son homogéneas y los caracteres más aptos se imponen o bien coexisten con otras múltiples variaciones esperando su momento? ¿En la batalla entre razón y creencias quién se impone?

En los botellines de moscas que llegaron a la U.R.R.S. de Lenin, un regalo de los colectivos investigadores americanos a la naciente ciencia soviética, estaba la solución. Sirvieron a un hombre, biometrista y entomólogo ruso, Sergey Chetverikov para probar la diversidad genética de las poblaciones silvestres y unir la evolución con la genética. Un trabajo muy importante que fue masacrado por el lamarxismo.

Cuando comenzó su trabajo con las drosófilas, las moscas de la fruta y con los trabajos científicos de los genetistas drosófilos americanos, aprendiendo inglés y genética mendeliana de una sola. El colectivo auto denominado colectivo cacofónico de drosófilos, mofándose un poco de los nombres de moda en la época soviética, estaba a punto de cambiar la visión genética de la evolución.

Las moscas que Hermann Muller dejó en Rusia eran moscas estandarizadas, con unos caracteres puros conocidos, con mirar el pedigrí, se podía saber que mutaciones portaban. Esto era de gran utilidad para elaborar el mapa de los genes de las moscas, pero lo original del trabajo del grupo de Chetverikov fue la aplicación de las moscas conocidas a desentrañar la variabilidad de las poblaciones silvestres. Probar por métodos científicos desde la perspectiva de la genética estadística de poblaciones, el curso de la evolución de los caracteres adquiridos.

Por medio de muchísimos cruces entre las poblaciones conocidas de laboratorio y las silvestres, obtenían, que genes recesivos estaban ya presentes en las últimas, llegando a conclusiones interesantísimas y desconocidas hasta entonces. Resultó, que encontraron una infinidad de variaciones ocultas en las moscas que habían evolucionado en la naturaleza sin el control humano.

Chetverikov y su grupo cacofónico de drosófilos (donde al menos un tercio de sus componentes eran mujeres) aplicaron las matemáticas estadísticas a sus resultados para poder inferir la variabilidad. Pudiendo deducir así la frecuencia en la que debían de darse los caracteres recesivos en las poblaciones que vivían en libertad.

El enfoque original, fue considerar que dada una población conocida, mediante muchísimos cruces con poblaciones desconocidas, aplicando los métodos estadísticos podíamos obtener la composición genética de dicha población desconocida y silvestre. Con esto, pudo calcular la variación de un determinado carácter en el tiempo dentro de una población, su evolución, y que estas eran consecuencias de la selección natural.

Los resultados se publicaron en 1926 con el título: ”Sobre algunas características de proceso de la evolución desde el punto de vista de la genética mendeliana”

Uniendo por primera vez la visión darviniana de los biométricos y la genética de los mendelianos. Logró una primera síntesis entre el estudio experimental y el problema de la evolución real de las poblaciones y sus organismos.

El trabajo de Chetverikov fue poco conocido, pese a su relevancia y a la que podía aportar en la discusión evolutiva, con pruebas, de la época. No obstante, su carrera y los frutos que este y su grupo podían haber dado quedó truncada por la entrad de Stalin al poder, en 1929. Fue represaliado y obligado a trabajar sólo como maestro de escuela.

Sergei Sergeevich Chetverikov iniciador en la Rusia soviética genética estadistica y la genética en poblaciones silvestres.

Sergei Sergeevich Chetverikov iniciador en la Rusia soviética del estudio de drosofila y la genética en poblaciones silvestres.

Trofím Lysenco y su neo Lamarquismo (lamarxismo) arrollaron al colectivo cacofónico drosófilo, “los amantes de las moscas” y a la genética rusa.

En este caso ciertos caracteres elegidos se hicieron dominantes y se impusieron pero el tiempo y las pruebas científicas los llevaron de nuevo a ser recesivos, pero cuidado siguen acechando.

En el libro: “Una Historia de la biología según el conejillo de indias, Jim Endersby, Ariel 2009, narra mediante los animales que han servido para revolucionar nuestros conocimientos de genética y evolución, el avance de nuestras ideas y el conocimiento sobre la genética y biología evolutiva. Y como la colaboración de grupos de científicos más que la competencia ha sido el motor del conocimiento.

REFERENCIAS

Chetverikov, S. S. 1926. On certain aspects of the evolutionary process from the standpoint of modern genetics. Translation by M. Barker and I. M. Lerner.
1961. Proc. Amer. Phil. Soc. 105:167-195.

Una Historia de la bilogía seggún el conejillo de indias. Jim Endersby. Ariel 2009

FacebookStumbleUponBoton para agregar esto a favoritos sociales

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s