Une, inactiva y vencerás. Nuevas moléculas contra el cáncer.

En la ferviente búsqueda de sustancias químicas que ayuden a combatir el cáncer todas las ideas por raras que parezcan son buenas. Las células cancerigenas hacen lo mismo, aunque llevado al máximo, cualquier innovación por aberrante que sea, si sirve para la supervivencia es bien recibida. Nosotros, conociendo la estructura de ciertas moléculas de las que el cáncer no puede prescindir, podremos contraatacar. Una es el divide y vencerás, pero hay más formas.

Tienes una célula cancerígena, conoces la biología por lo que eliges una enzima imprescindible para la división celular, algo que hacen con profusión ese tipo de células, diseñas un inhibidor de está enzima que llegue bien y tienes un posible anti-tumoral. Si tienes suerte y detiene o hace que el tumor disminuya, lo más seguro es que con el tiempo las células supervivientes se las ingenien para aumentar la expresión de este encima tan necesario para su supervivencia.

Dentro de este tipo de encimas sin sustituto se encuentra la timidilato sintetasa (hTS), que es imprescindible para fabricar uno de las cuatro bases presentes en el ADN, la timina. Hay inhibidores de este encima que funcionan en quimioterapia como premetrexed o el conocido 5-fluorouracilo (5-FU), pero como hemos dicho con el tiempo se produce una sobreexpresión de esta enzima.

hTS Thymidylate synthase peptide inhibitor anticancer drug

Estructura de la timidilato sintetasa, dimero funcional estabilizado por un péptido inhibidor y por tanto sin actividad catalítica (molécula central). En la imagen se muestra también donde se unirían los inhibidores que imitan al tetrahidrofolato (moleclas de arriba y abajo) como el 5-fluoracilo utilizado en el tratamiento del cáncer de colon.

Estos inhibidores de la hTS se unen cerca del centro activo de la molécula y la inactivan. La forma funcional es un dímero, dos moléculas iguales unidas que dan lugar a un ente con actividad catalítica y dos centros activos. Una buena idea sería impedir esta unión e impedir el normal funcionamiento. Un equipo de investigadores ha probado a diseñar unos péptidos que en vez de impedir esta uníón la fijan pero en una forma inactiva. El resultado probado es la inhibición intracelular de la timidilato sintetasa y del crecimiento celular sin conducir a una sobreexpresión al administrarla sobre células de cáncer de ovario. Según los autores del estudio “los péptidos son unos prometedores candidatos para el desarrollo de terapias antitumorales más efectivas con un menor riesgo potencial de desarrollo de resistencia”

Es un ejemplo de cómo el conocimiento preciso de las interacciones proteína-proteína nos puede llevar a una nueva fase en el diseño de fármacos.

REFERENCIAS:

Protein–protein interface-binding peptides inhibit the cancer therapy target human thymidylate synthase. Daniela Cardinale, Giambattista Guaitoli, Donatella Tondi, Rosaria Luciani, Stefan Henrich, Outi M. H. Salo-Ahen, Stefania Ferrari, Gaetano Marverti,Davide Guerrieri, Alessio Ligabue, Chiara Frassineti, Cecilia Pozzi, Stefano Mangani, Dimitrios Fessas, Remo Guerrini, Glauco Ponterini, Rebecca C. Wade, and M. Paola Costi. PNAS 2011 108 (34) E542-E549; published ahead of print July 27, 2011, doi:10.1073/pnas.1104829108

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s