No hay como un anestésico para levantarte la moral

El efecto antidepresivo de un potente anestésico es algo que no se esperaba encontrar nadie, pero la complejidad biológica esta llena de buenas sorpresas, en este caso para la gente que padece Depresión severa.

Parece ser que hay una sustancia anestésica de amplio uso en veterinaria, que administrada en dosis muy bajas es capaz de inducir respuestas antidepresivas de manera rápida y duradera (semanas). En la actualidad, para el tratamiento de los cuadros depresivos se utilizan sustancias denominadas antidepresivos, como el famoso Prozac (fluoxetina). Los efectos antidepresivos de los inhibidores de la recaptación de serotonina tardan unas dos semanas en notarse con un pico en su acción a los dos meses.

Las investigaciones muestran como las sustancias que actúan como antagonistas de los receptores de glutamato denominados NMDA tienen un inmediato efecto antidepresivo, aunque se desconoce por qué mecanismo se produce este efecto. En los modelos de ratón esta acción parece requerir el factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF), del que ya hemos hablado en este blog.

La ketamina es una droga disociativa con potencial alucinógeno, derivada de la fenciclidina, utilizada originalmente en medicina por sus propiedades analgésicas  y sobre todo, anestésicas.

La ketamina es una droga disociativa con potencial alucinógeno, derivada de la fenciclidina, utilizada originalmente en medicina por sus propiedades analgésicas y sobre todo, anestésicas.

Según el estudio el bloqueo de este receptor ionotrópico de glutamato desactiva una quinasa (CaMKIII) que debería de fosforilar un factor de elongación (eEF2 ), que normalmente bloquea o inhibe la traducción del factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF). Por tanto en anestésico en dosis muy bajas, induce la fabricación de este factor y los cambios en regeneración neuronal que este produce.

Lo interesante en mi opinión, es el mecanismo que pueda mediar en la acción rápida y duradera de la ketamina, que es el analgésico (también utilizada como droga de abuso ‘especial K’) y sobre todo por qué actúa tan deprisa frente a la depresión, es muy intrigante. Puede llevarnos a saver que procesos bioquímcos subyacen en la depresión, que no tiene porque ser patológica, y como se revierten naturalmente.

Esperemos que esta vía de la ketamina abra el camino para nuevos antidepresivos más rápidos y eficaces, puesto que los desordenes depresivos recurrentes son muy abundantes y en algunos casos límite llevan al suicidio o a dejarse morir.

REFERENCIAS

NMDA receptor blockade at rest triggers rapid behavioural antidepressant responses. Anita E. Autry, Megumi Adachi, Elena Nosyreva, Elisa S. Na, Maarten F. Los, Peng-fei Cheng, Ege T. Kavalali & Lisa M. Monteggia. Nature Year published: (2011) DOI: doi:10.1038/nature10130

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s