Pánico Predicción. Señales de anunciación y econofísica.

Nos encantaría poder predecir los sucesos excepcionales para que dejaran de serlo, anticiparlos. Señales que anuncien la venida de una catástrofe, un adelanto tecnológico o del próximo crack, la anunciación del que está por venir.

Somos buscadores de patrones, como Jonh Nash (Una mente maravillosa, el esquizofrénico) al que le dieron el Nóbel de Economía y nos gusta ver indicios en todo, patrones por todas partes, equilibrios de Nash, pautas, cábalas, etc, es nuestra naturaleza.

Para los que estudian la historia dejada por los sistemas complejos en forma de datos, los precios en los mercados antes de las grandes sacudidas, los movimientos antes de los grandes terremotos, etc., la piedra filosofal es que haya una especie de patrón regular que nos permita intuir la emergencia de estos sucesos de colapso. Quién sabe, puede haber indicios escondidos en la avanlancha de información pasada, que prediga la siguiente antes de que se produzca. De manera que, si la hay y se manifiesta de una manera más o menos simple la encontraremos.

panico predicion

Analizando lo datos bursátiles desde 1995 (a saber por qué no antes) con las matemáticas de la probabilidad, las regresiones y la teoría de redes, un grupo de investigadores cree haber encontrado un indicador a tener en cuenta.
El indicador es lo que denominan los autores del estudio, el co-movimieto, esto es, la probabilidad de que los valores de los activos se muevan al unísono, bajando o subiendo a la vez. Suponen que cuando un mercado está ‘sano’ el comovimiento es bajo y cuando va a haber un terremoto bursátil dicho indicador parece crecer, los valores tienden influirse unos a otros. El resultado es una especie de sincronía las mentes de los homo económicus, hacia una rítmica epiléptica.

panic´s prediction co-movement

El comovimiento de las acciones. Gráfica de la fracción de días de negocio durante el año (f, eje de ordenadas) en la cual cierta parte de los valores (k=N, eje de abcisas) se incrementa. Los datos empíricos se muestran como líneas sólidas junto con sus ajustes teóricos, lineas punteadas, para los años que se indican. Los tres años que se omiten es porque no tien mucha diferencia con sus precedentes. El panel inferior combina todos los años mostrados. Las acciones o valores incluidos son del Russell 3000 que se negocian en NYSE o Nasdaq. Más información en el artículo.

Los años normales, cuando los valores suben o bajan independientemente, la mayoría de los días habrá un 50-50, unos subiendo y otro bajando y la probabilidad de que se desvíe del 50 viene dada por la curva de la campana, haciendo muy improbable las desviaciones drásticas. Según se van acercando a los años de las grandes caídas la curva se aplana y hay más días con movimientos de bajada mayoritarios o de subida, aumenta el comovimiento. En 2008 cerca del crash, el co-movimento se volvió total. El pánico parecía haber cuajado el sistema, todos hacían lo que los demás, vender.

El artículo es interesante porque intenta una nueva aproximación, para estudiar como se producen eventos tan anormales, en un sistema, que según la ortodoxia obedece a una distribución gausiana (en la caída de Lehman-Brothers se produjeron varios eventos 25 sigma seguidos, cosa del todo imposible). El modelo que crean es matemático, no se mete en si es normal que todos devuelvan cuando se cree que la comida está envenenada, o en si está justificado el pánico, solo en si hay señales que predigan el malestar. Sea el envenenamiento un rumor o sea cierto.

Es la econofísica, el intento de aplicar las ecuaciones de la física que conocemos, a los entornos económicos para ver si se ajustan. En este caso, tratando de predecir las crisis como transiciones de fase. Utilizar la matemática de las redes, o la teoría de grafos, o los medios excitables para ver como se conforman los comportamientos colectivos o gregarios.

La analogía de la transición de fase es que el agua alcalentarla va cogiendo temperatura hasta que esta subida cesa estamos a cien grados y se produce la transición de fase la evaporación, en este caso del valor de los activos. Otra analogía que hacen es la de una avalancha, se van echando granos sobre un montoncito de arena hasta que se produce la avalancha, se puede predecir que ocurrirá pero no en que momento. En realidad son dos ejemplos muy distintos que resultan en algo similar una rotura en el comportamiento lineal.

En efecto, dentro de los patrones aparentemente caóticos del cerebro se producen ritmos poco ordenados que giran en torno a un atractor, una especie de orden sin él, pero cuando el ritmo aumenta y se hace regular y se acerca al tiempo de respuesta mínimo de recuperación, el sistema cae y convulsiona.
Lo preocupante sería que el indicio de que se va ha producir un crack no sincronice a todo el mundo para que pase más deprisa. Quizá, lo que hay que hacer es evitar los ataques epilépticos no predecirlos, los sistemas sanos no los tienen.

Referencia:

Predicting economic market crises using measures of collective panic. Dion Harmon, Marcus A. M. de Aguiar, David D. Chinellato, Dan Braha, Irving R. Epstein, Yaneer Bar-Yam. Released Feb. 13 on arXiv.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s