Los receptores que vinieron del frío y nos hicieron llorar

Tenemos unos receptores en nuestras células, llamados TRP (receptores de potencial transitorio) que intervienen en captación de sensaciones como el frío o el calor. Son proteínas situadas en las membranas de las células sensoriales, que dejan pasar iones al reaccionar frente a un estímulo dado, transmitiendo la información.

Los conductos denominados TRPV1 saltan o responden cuando se sobrepasa una cierta temperatura (43 grados) o cuando se unen a ellos sustancias, que como la capsaicina (componente de algunos picantes) o la anandamida (cannabinoide endógeno) provocan una sensación de calor, también se activan a pH bajo. Del mismo modo, los denominados conductos TRPM8 se encargan de captar el enfriamiento y las sustancias que se unen a él e imitan este cambio, como el mentol, son capaces de emular la sensación de frío.

trp transient receptor potential bound to ankirin

Conducto iónico Receptor de potenciales transitorios TRPV1 unido a ankirina en la superficie celular. Esta familia de receptores se encuentran muchas celulas nerviosas sensitivas.

Un grupo radicado en el Instituto de Neurociencias de Alicante ha encontrado que son precisamente esto receptores de frío los que están implicados también en el lagrimeo basal de ojo. Los ratones que por alguna razón carecen o no expresan el receptor de frío tienen una producción basal de lágrima en el ojo disminuida. El enfriamiento de la superficie de cornea dispara estos receptores para que se produzca lágrima. Sin embargo, no influyen en el lagrimeo debido a irritantes. En este último parecen mediar únicamente los rectores de calor TRPV1, los que captan las altas temperaturas.

El humedecimiento del ojo en humanos también está regulado por el frío, la producción normal de lágrima es mucho menor a 43°C que a 18-20°C. Los problemas de mucosas y ojos secos se incrementan con la edad, sobre todo a partir de los 60, por lo que los agonistas de estos receptores pueden jugar un papel importante en la mejora de las condiciones según aumenta nuestra edad. Además, también están relacionados con las sensaciones de dolor por lo que podrían ser importantes en los futuros tratamientos del dolor.

REFERENCIAS:

Ocular surface wetness is regulated by TRPM8-dependent cold thermoreceptors of the cornea
Andrés Parra, Rodolfo Madrid, Diego Echevarria, Susana del Olmo, Cruz Morenilla-Palao, M Carmen Acosta, Juana Gallar, Ajay Dhaka, Félix Viana and Carlos Belmonte. Nature Medicine 16, 1396–1399 (2010) doi:10.1038/nm.2264

FacebookStumbleUponBoton para agregar esto a favoritos sociales

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s