Dime lo que buscas y te diré de que consumes

¿Pueden las búsquedas que hacemos en internet predecir el presente? ¿y el futuro? ¿Se llegarán a utilizar como fiable predictor de nuestras tendencias como consumidores?

El comportamiento gregario de la humanidad hace que funcionemos por pulsos o modas. Copiamos lo que hacen los demás y esto lleva a un efecto mateo (eso veo, eso quiero), que se refleja en nuestras búquedas en internet. Además, hay gente analizándolas en busca de correlaciones, cábalas de relaciones positivas entre el volumen de búsqueda de unas determinadas palabras y la venta de un video juego, una peli, o de otro tipo de preocupaciones de interés mercantil.

Según un estudio publicado en PNAS por la gente de yahoo, en ‘ciencias’ sociales y ‘ciencias’ computacionales, nuestras búsquedas podrían ser un buen predictor de nuestro comportamiento futuro como sociedad, en unos días e incluso semanas.

Hace tiempo se encontró que el número búsquedas en internet de la palabras como (flu) gripe y (cold) resfriado están fuertemente correlacionadas con la incidencia de gripe reportada por las autoridades sanitarias en E.E.U.U. Ya hablamos aquí de googleflutrends.

El estudio publicado en PNAS sigue la pauta marcada por la correlación gripe- número de búsquedas relacionadas (aquí esta uno de los problemas), pero pretende ampliarlas a otros fenómenos sociales como el éxito de las películas en cartelera, las ventas de los videojuegos o el puesto de las canciones en las listas de éxito. Encuentran que la correlación entre número de búsquedas y resultado varía según el fenómeno, un 0.85, 0.76 y un moderado 0.53 respectivamente. No en todos los casos parecen ser igual de buenos predictores de tendencias (0 no habría correlación y no marca una correlación completa, -1 sería una anticorrelación completa).

Pero en el estudio van más allá, para que lo publiquen en PNAS claro, miran esta correlación estadística, comparando no con las búsquedas el día del lanzamiento del producto sino con la de días y semanas anteriores, la correlación baja, por supuesto, pero sigue habiendo correlación lo que confirma sus expectativas de publicación.

El siguiente paso que dan es compararlo con los métodos de predicción actuales. En el caso de las películas es una estimación gausiana de diferentes variables como: el presupuesto de la película, el número de salas donde se va a exhibir y un índice bursátil de hollywood,

Log[resultados] = β0 + β1 log[presupuesto] + β2 log[pantallas] + β3 log[HSX] + ϵ

Con fórmula y todo, que parece más científico. ¡Tampoco esta vez! Los predictores al uso, basados en esta fórmula, ampliamente utilizados, parecen ser mejores indicadores de si una película con un gran presupuesto, proyectada en muchas e importantes pantallas y con una buena confianza mercantil será un éxito, reportando pingües beneficios. Tampoco en los video juegos ni en las canciones, salvo en los video juegos que no son la secuela de otros, cosas de la estadística, en este caso sí son mejor indicador del éxito que el método ya utilizado, basado en una puntuación de expertos. Pero al mal tiempo buena cara, pueden ser un complemento que mejore la capacidad adivinadora de los anteriores métodos, potenciándola.

Por supuesto, en la discusión encuentran una supuesta explicación para cada una de los resultados no satisfactorios. Cuando los modelos no se ajustan bien a nuestros datos, siempre encontraremos argumentos que justifiquen esta falta de correlación. Por ejemplo, si los datos de las búsquedas de música no se ajustan bien a la posición en el bill board podemos explicarlo diciendo, que en la música no se suele conocer el nombre de la canción y se busca el del cantante o grupo y esto crea complejidad. Claro, si la canción se llamara C0RR3L4CI0N, pues a búsqueda única paraíso del oráculo buscador. No ‘love song’o alguna intrigante palabra polisémica o frases hechas debida a nuestra naturaleza gregaria que les gusta poner a los cantantes.

El presente y el futuro pueden tener su reflejo en las búsquedas que hacemos y por tanto podemos ver correlación, sin duda, pero parecen más un evaluador de la eficacia de las campañas de ‘marketing’, de si tal campaña consigue despertar búsquedas, que un reflejo de las tendencias sociales, donde también puede haber interelación.

Desde luego, si hay algo interesante en el futuro no podremos predecirlo, aunque una vez sucedido, siempre se podrá narrar hacia atrás su correlación con las búsquedas de ciertas palabras. La respuesta estaba ahí pero no la supimos ver y otras falacias predictoras.

REFERENCIAS

Predicting consumer behavior with Web search. Sharad Goel, Jake M. Hofman, Sébastien Lahaie, David M. Pennock, and Duncan J. Watts. Microeconomics and Social Systems, Yahoo! Research, 111 West 40th Street, New York, NY 10018

FacebookStumbleUponBoton para agregar esto a favoritos sociales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s