Sirtuina la proteína que expande la vida y protege del Alzheimer

Estudios en ratones vinculan directamente la activación de una proteína implicada en la supervivencia celular, con la disminución de las placas de beta amiloide presentes en el alzheimer.

En un artículo publicado en la revista Cell, se estudia en los ratones que sirven como modelo de la enfermedad de Alzheimer, la sobreexpresión de la proteína SIRT1 en el cerebro. Este aumento produce una reducción significativa de las placas de β-amiloide. SIRT1 en concreto activa la transcripción del gen de la alfa secretasa a través del receptor de ácido retinoico beta.

Una de las características de esta enfermedad es la acumulación de un fragmento cortado a partir de la llamada proteína precursora de amiloide (APP amyloid protein precurssor). La APP es una proteína de la membrana de las neuronas sanas, que para ser reciclada es cortada en fragmentos por la beta secretasa y la gamma secretasa. En los enfermos de alzeheimer se suele encontrar una versión distinta de la APP o de la secretasa, que producen un fragmento pequeño de unos 42 aminoácidos de longitud denominado B amiloide. Los fragmentos pequeños producidos forman agregados entre las neuronas, pues tienen mucha tendencia a unirse entre si, son dañinos y producen la degeneración de las neuronas adyacentes.

La alfa secretasa aumentada en los ratones parece ofrecer una vía alternativa de corte de la APP, en la que no se produce más beta amiloide y se retrasa su acumulación y sus consecuencias cognitivas.

El mecanismo por el cual SIRT1 activa ADAM10 (el gen que codifica la alfa secretasa) actúa mediante la desacetilación y por tanto activación del receptor de ácido retinoico beta (RARβ). La desacetilación produce un cambio permite que entre en el núcleo y se una al ADN estimulando la transcripción de la alfa secretasa. Además de estimular la dismución de beta amiloide, activa una vía denominada notch que está implicada en la reparación neuronal.

Como dijimos en el post sobre la sirtuina SIRT1 y la memoria, el problema radica en que los activadores disponibles de está encima no cruzan bien la barrera hematoencefálica o son metabolizados muy rápidamente. No obstante, se abre una nueva vía de investigación para poder entender los procesos neuro degenerativos y sus posibles soluciones. Sin alzar las campanas al vuelo, poco a poco se hace el camino, así avanza la ciencia.

REFERENCIAS:

SIRT1 Suppresses β-Amyloid Production by Activating the α-Secretase Gene ADAM10. Gizem Donmez, Diana Wang, Dena E. Cohen, and Leonard Guarente. DOI 10.1016/j.cell.2010.06.020

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s