Fármacos de ARN. El primero contra el virus respiratorio sincitial.

Primer estudio clínico de seguridad en un humanos para probar un ARN como antiviral publicado en PNAS. Puede ser el inicio de un nuevo tipo de terapias génicas para curar enfermedades causadas por la expresión ‘anormal’ de ciertos genes como las virales, cancerigenas u otras como enfermedades congénitas.

Como hemos comentado en otros ‘post’ I, II, III, existe en nuestras células un mecanismo de regulación genética denominado interferencia de ARN. Para regular la expresión de ciertos genes clásicos, los que se traducen a proteína, se producen ARNes mensajeros, que no se traducen a proteína. Son procesados en el interior nuclear y una vez en el citoplasma, cortados en trocitos de entre 21-23 nucleótidos, que denominamos micro ARN (miARN). Estos miARN resultantes tienen una secuencia complementaria al ARNm que regulan, se unen con especificidad y como ARN de doble cadena son destruidos por la maquinaria de interferencia de ARN. Regulan por tanto el nivel de expresión de ciertos genes a proteína.

La idea utilizada como terapia es similar, el virus sincitial respiratorio (RSV del inglés) introduce su carga genética de ARN, de este molde hace copias que funcionan como secuencia sentido o ARNm, estas a su vez serían traducidas a las proteínas virales. El medicamento que se analiza en el estudio clínico es una secuencia de ARN complementaria a uno de los ARNm que codifica la proteína que acabará formando la cápside viral. El fármaco de ARN al unirse específicamente a esta secuencia, se forma un ARN de doble cadena que la maquinaria de interferencia de ARN celular es capaz de reconocer y destruir.

En el estudio clínico (aleatorio doble ciego) controlado con placebo que comentamos, se analizan 88 sujetos sanos a los que se inocula el RSV y luego se les administra el fármaco (ALN-RSV01) o el placebo vía nasal, a unos dos días antes de la infección a otros tres días después de esta. Los resultados del ensayo dan una disminución (estadísticamente significativa) del 38% en el número de infectados y un 95% de incremento en el número de no infectados.

Este miARN parece ser pues un antiviral sin efectos secundarios apreciables. A falta de más estudios clínicos que corroboren esto último, o no, lo interesante es ver que esta nueva vía terapéutica, con menos de una década de vida (la interferencia ARN se descubrió en 2000), se abre paso satisfactoriamente. Su efecto podría ser mucho más interesante en otras enfermedades más importantes, como ciertos tipos de cancer, pero está bien empezar con cosas más simples y controlables, que nunca se sabe.

REFERENCIAS

A randomized, double-blind, placebo-controlled study of an RNAi-based therapy directed against respiratory syncytial virus. John DeVincenzoa, Robert Lambkin-Williamsb, Tom Wilkinsonc, Jeffrey Cehelskyd, Sara Nochurd, Edward Walshe, Rachel Meyersd, Jared Gollobd, and Akshay Vaishnawd. PNAS May 11, 2010 vol. 107 no. 19. 8800-8805

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s