La proteína del olvido o la memoria ampliada Rac1

Hasta ahora se había pensado que olvido era un fenómeno pasivo donde la información se hacia más y más difusa o era borrada por sobre escritura. Parece ser que es más un borrado activo de lo no usado, como beber en las aguas del río Lete. Según un estudio publicado en Cell la activación de una proteína denominada Rac en neuronas provoca la eliminación activa del recuerdo recién formado, esos datos que recordamos bien durante alguna hora, pero que si no utilizamos nunca más recordamos.

La disminución o el aumento de la actividad de esta proteína no afecta a la formación de la memoria pero si su posterior desvanecimiento. La activación de esta proteína acompaña a la perdida del recuerdo. En cambio, si inhibimos la actividad de Rac se consigue un desvanecimiento de la memoria más lento de lo normal, o lo que es lo mismo una alargamiento de su persistencia.

La memoria recién adquirida es muy vulnerable al olvido. Hay dos teorías predominantes de como se produce su pérdida, la primera apunta a que la memoria simplemente se evapora con el tiempo, la segunda a una eliminación paulatina de estos por entrada de más información accesoria. Normalmente los estudios científicos se centran en la adquisición de memoria y no en el proceso de como se pierde o elimina ésta. El estudio que comentamos se centra en la existencia de mutantes de mosca con una capacidad de memoria a corto plazo aumentada, no por la facilidad de su adquisición sino por la dificultad de borrarla. En estos mutantes estaba afectada una vía de señalización celular llamada Rac.

Como en el post anterior sobre memoria a largo plazo el enfoque del estudio se basa en la memoria olfativa condicionada en moscas, en el recuerdo de aversión a olores asociados a malas experiencias, pero esta vez enfocado no a la adquisición si no al borrado de la memoria a corto plazo.

Estructuras cerebrales de la mosca drosophila.

Estructuras cerebrales de la mosca de la fruta drosophila. En verde los cuerpos neuronales relacionados con la memoria olfativa. En el estudio las células donde se experimenta son las neuronas del cuerpo en forma de hongo en verde en la figura (mushroom body)

El aprendizaje en una sola sesión da como resultado una memoria a corto plazo lábil que se pierde a las horas, es una memoria de trabajo inmediato. Esta a su vez puede dar lugar a una memoria más duradera (un día) denomina resistente a anestesia. El recuerdo más duradero (al menos una semana) necesita de la síntesis de proteínas y de varias sesiones de entrenamiento espaciado.

Para dilucidar el papel que juega Rac en el olvido de la memoria inmediata, lo que hacen es expresar una forma mutante de la proteína Rac, bien activada constitutivamente o bien otra forma no activa que compite con la forma normal en neuronas y ver sus efectos sobre la duración de la memoria. Al expresar la forma activada en neuronas disminuye la duración de la memoria, mientras que la inhibición proteica hace que la memoria de horas se prolongue incluso un día.

El estudio es interesante incluso en su metodología, expresión de proteínas mutantes en ciertos tejidos específicos, detección de su expresión, curvas de recuerdo en moscas, etc. Concluyendo varios resultados con los que poder elucubrar y seguir investigando

• El desvanecimiento de la memoria está regulado bidireccionalmente por manipulación genética de la actividad de la proteína Rac
• El denominado olvido por interferencia es suprimido mediante la inhibición de Rac.
• La actividad endógena de Rac es activada en paralelo al olvido
• El comportamiento flexible en el aprendizaje reverso (el que se fija con el sueño) se altera por la intervención en la actividad de Rac.

Lo más interesante, a mi parecer, del estudio es que esta proteína relacionada con el olvido activo de la memoria lábil está implicada en la remodelación del citoesqueleto neuronal de actina (memoria no resistente a anestesia, como la consciencia). Esta acción puede estar mediada por cofilinas que son una familia de proteínas que se une a actina y despolimerizan los filamentos. De alguna manera facilita los cambios morfológicos o fisiológicos necesarios para el borrado de la memoria.

Refrencias

Forgetting Is Regulated through Rac Activity in Drosophila. Yichun Shuai, Binyan Lu, Ying Hu, Lianzhang Wang, Kan Sun, Yi Zhong. Cell, Volume 140, Issue 4, 579-589, 19 February 2010

Un comentario en “La proteína del olvido o la memoria ampliada Rac1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s