¿Pueden dos aminoácidos dejarnos sin habla?

Desde luego la proteína foxp2 (el represor transcripcional) aumenta nuestra capacidad y la del homo periodista para hablar sobre el habla humana, eso que ganamos.
En el post ¿Pueden dos aminoácidos permitirnos el habla? ¿Y uno quitárnosla? ya hablamos sobre la importancia del gen FOXP2 en la capacidad de habla humana. Ya dijimos que para comprobar más cosas sobre este gen sería interesante observar el efecto de retrotaerlo a un estado evolutivo anterior, sin caer en la psicopatía y revertir a un humano al estado primigenio y ver que tal le sienta.

En un estudio llevado a cabo por Daniel H. Geschwind y más colaboradores lo que hacen esta vez es insertar el gen foxp2 de chimpancé en neuronas humanas, cultivarlas en laboratorio y ver las diferencias en los niveles de expresión génica entre estas y neuronas normales humanas.

foxp2-transcriptional-represor-DNA-expression-estructure

Represor transcripcional foxp2 unido a su secuencia de ADN. Las imágenes muestran patrones de expresión simulados para denotar la función a la que está vinculada la evolución este gen.

El gen foxp2 es una proteína que se une a secuencias específicas del ADN y controla la expresión de muchos genes (redes de genes). Las versiones alternativas del gen dan un patrón o mapa de expresión génica diferente. Si representamos en una imagen la diferencia de expresión entre neuronas normales con el gen foxp2 inactivo y activo, y en otra esto mismo pero con la versión de foxp2 de chimpancé, podemos comparar ambas imágenes y ver si hay diferencia.
Comparativamente las imágenes se diferencian en la expresión de 116 genes, de estos 61 muestran una mayor actividad en la variedad humana del gen frente a la variedad chimpancé. Igualmente la variedad human reduce la actividad de otros tantos 55 genes.

También utilizan herramientas de análisis de redes para identificar si se producen nuevas relaciones entre los genes que se expresan diferencialmente. Los datos obtenidos parecen sustentar que los cambios sufridos por el gen FOXP2 afectan a ciertas vías que tienen consecuencias directas en el desarrollo del cerebro humano. El fenotipo que provoca la configuración génica proveniente de la variante humana parece ser un prerrequisito que permite nuestra capacidad para manejar el leguaje hablado.

Se van acumulando pruebas a favor de la importancia que juega el gen FOXP2 en la capacidad humana para hablar. Y más importante, la capacidad que tienen pequeños cambios en la secuencia de una proteína que regula una red de genes para generar variaciones notables, para bien o para mal. Los caminos de la evolución son inescrutablemente sorprendentes.

Referencias:

Human-specific transcriptional regulation of CNS development genes by FOXP2. Genevieve Konopka, Jamee M. Bomar Kellen Winden, Giovanni Coppola, Zophonias O. Jonsson, Fuying Gao, Sophia Peng, Todd M. Preuss, James A. Wohlschlegel & Daniel H. Geschwind. Nature 462, 213-217 (12 November 2009).

Un comentario en “¿Pueden dos aminoácidos dejarnos sin habla?

  1. Lucy y sus contemporáneos cortaban la carne con cuchillos de piedra. Esa invención, los utensilios, y la habilidad para labrar las piedras, debió causar la alteración de la estructura del gen FoxP2, que permitió hablar. Entonces debió principiar la evolución del aparato fonador. ¡El homo ergaster quizá habló con voces primordiales! El gen FoxP2, es una evidencia, rigió la evolución del aparato fonador y la construcción de la lengua.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s