Desvelando el misterio del ribosoma

El día 7 de octubre las páginas de ciencia daban la noticia “El Nóbel de Química premia los trabajos sobre los ribosomas”. La estructura básica de estos artículos era el de la información de última hora, nombran a los ganadores Thomas A. Steiz, Ventkatraman Ramakrishnan y Ada E. Yonath, foto de un ribosoma o un gráfico esquemático, en algunos casos equivocado o denotando el completo desconocimiento sobre el tema. Hasta ahí el desglose: sirve para diseñar nuevos antibióticos, son las fábricas de proteínas, el ribosoma bacteriano es distinto del eucariótico. En los siguientes días surgen artículos elaborados por expertos que destacan diferentes aspectos del descubrimiento, su importancia, dificultad y retos de la tarea, las aplicaciones, etc. Más tarde podían acercar las maravillas de este logro de una manera comprensible y atractiva aprovechando el tirón de la noticia “El ribosoma, en el olimpo de la ciencia”.

ribosoma HBV Rotavirus

Comparación de la estructura y tamaño entre el ribosoma bacteriano, el virión del virus de la hepatitis B de capside icosaédrica y el del Rotavirus. Pinchado en la figura se enlaza con el interactivo Desvelado la estructura del ribosoma bacteriano.

Pero no, parece como si el ribosoma fuera todavía un ente abstracto, una máquina molecular que no podemos comprender y menos explicar de manera sencilla. Todo lo contrario, es por estos estudios de Thomas A. Steiz, Ventkatraman Ramakrishnan y Ada E. Yonath y de otros muchos científicos por los que ahora podemos hacer afirmaciones sin tener que aventurar teorías sobre aspectos funcionales y estructurales del ribosoma bacteriano.

Entre estas afirmaciones están:

La subunidad mayor del ribosoma es una ribozima (enzima cuya catálisis es realizada por ARN) creadora de polipétidos. Sabemos esto puesto que no hay ningún átomo de las proteínas estructurales del ribosoma implicado en la catálisis propiamente dicha.

La subunidad mayor del ribosoma cataliza dos reacciones químicas fundamentalmente, la formación del enlace peptídico y la hidrólisis de un éster en la terminación de la cadena.

La subunidad menor es la encargada de unir el ARN mensajero (ARNm) a traducir a proteína, y los ARN transferentes (ARNt) que portan cada uno de los 20 aminoácidos (aa) que sirven para producir las proteínas. Es por tanto la encargada de la fidelidad del código genético.

Sabemos con exactitud molecular como se produce la lectura del código genético el emparejamiento codón-aticodon y el avance del ARNm. Todo esto investigando, descubriendo y comprendiendo que luego seguro vienen las aplicaciones. Hemos pasado de una foto borrosa y de baja resolución a otra nítida y con gran detalle. Aún así nos siguen quedando preguntas ¿Cómo surgió esta sorprendente estructura mediante la evolución? Hay pistas de ello…

Referencias:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s