Conocer los vientos, para el emprender viaje. El inmenso potencial de la energía eólica.

Según un estudio publicado en la revista científica PNAS (Proceedings of the Nacional Academy of Sciences of the United Status of America) la energía eólica podría suministrar varias veces toda la energía que necesitamos si fuéramos capaces de almacenarla y sólo aprovechando el 20%.

En el estudio se ponen al día las mediciones mundiales de la fuerza del viento a lo largo de estos últimos años y junto con los datos topográficos se integran con la versión 5 del sistema del sistema de cálculo GEOS-5 (Goddard Earth Observing System Data Assimilation System). Es un modelo de predicción basado en múltiples registros de mediciones reales con una resolución espacial de 66.7 km * 50km. Aunque frente a un modelo de mayor resolución subestimaría el rendimiento eléctrico en las zonas más abruptas, parece una aproximación bastante coherente. Además, para la estimación de la producción eléctrica, no se tienen en cuenta las áreas permanentemente heladas como la Antártida o Groenlandia, ni grandes zonas boscosas, ni habitadas.

Calculan que una red de aerogeneradores de 2.5 megavatios (MW) situados en zonas de viento óptimo, que no sean bosques, ni áreas heladas, ni urbanas operando a un 20% de su capacidad serían capaces de suministrar algo así como 20 veces el consumo mundial de electricidad y 5 veces el consumo de energía en todas sus formas. El potencial de generación depende del país pero no parecen datos a pasar por alto. En E.E.U.U. por ejemplo los estados del medio como Minesota, Montana, o las Dakotas podrían generar 16 veces la demanda de energía eléctrica del país. Igualmente sacan un cálculo con turbinas aerogeneradores de 3.6 MW situadas en el mar hasta 92.6 km de las líneas de costa y con una profundidad máxima de 200m, de donde se podría obtener más energía.

Fuerza del viento mundial por regiones calculada segun el modelo GEOS-5, para valorar las posibilidades de la energía eólica.

Fuerza del viento mundial por regiones calculada segun el modelo GEOS-5, para valorar las posibilidades de la energía eólica.

Por supuesto, el estudio aborda y comprueba los problemas inherentes a esta forma de obtención de energía primaria.

El primero y más importante la variabilidad en el tiempo y en el espacio de la fuente energética y su incorporación en la red para hacerla coincidir con la carga. Aunque la variación podría quedar mitigada, según los autores en parte si todas las variaciones se integran desde diferentes redes situadas en regiones distantes. Estudian esto último y ven que se corresponde con la realidad en invierno pero no tanto en verano (compara los datos entre Texas, Montana y Minesota). Por lo que se podrían programar la energía que inyectarían a la red, para anticiparse a la demanda en invierno pero peor en las otras estaciones y mal en verano.

El segundo problema a tener en cuenta es que la demanda de energía eléctrica sigue una distribución bimodal. Durante el año muestra picos en verano e invierno y disminuciones en primavera y otoño. En verano se ve aumentada por el consumo de los aparatos de aire acondicionado. La correlación entre la media de viento y la demanda de electricidad es negativa.

El tercero de los problemas, radica en que hay estudios sugieren que el desarrollo a gran escala de infraestructuras de aprovechamiento del viento como las que se contemplan en el artículo, podrían provocar cambios significativos en la circulación atmosférica incluso en regiones lejos las regiones donde se instalen las redes de turbinas. Indican que la disipación global de la energía cinética se regula en gran medida por procesos que controlan tanto la fuente como la desaparición. Un incremento en la fricción causado por la presencia de turbinas es probable que se compense por un descenso de la fricción en otros lugares. No se esperan que cambien significativamente la media de las temperaturas de la superficie terrestre, salvo en latitudes superiores donde se estima que bajarían un poco debido a la reducción de eficiencia del trasporte de calor meridional (compensando el calentamiento adicional previsto en estos lugares debidos al aumento de gases de efecto invernadero).

El seguro aumento de la explotación de los recursos eólicos en el futuro que tendrá como resultado la fabricación de un gran número de turbinas. Además los cambios que pueden alcanzarse, como resultado del cambio climático causado por el hombre, garantizaran el retorno económico del desarrollo de las redes de turbinas. El debate frente a la nuclear es complejo e interesado, lo cual es normal pero por alguna extraña razón en España es también ideológico. Se aduce en contra de la eólica su coste y que hay que subvencionarla, pero la verdad es que la nuclear también necesitó para su construcción muchísima y necesitará más subvenciones si queremos construir más. Cuesta unos 15 años construirlas, por lo que se tarda en amortizarlas, no hay ni una sola construida sin ayudas estatales. A favor de eólica esta que es inagotable y todavía aumenta su tasa de retorno mientras que las demás se apagan o se apagarán.

La utilidad de estos estudios, ante la imposibilidad de medirlo todo, radica en poder hacer elaborar modelos que se basen en algo más real (medidas espacio temporales), que meras suposiciones. Es un modelo de cálculo y se prueba en donde es coincidente con los datos y donde lo es menos, para así poder mejorarlo. Tampoco hay que olvidar que son modelizaciones de sistemas complejos, aunque sí se contrastan donde se tienen mediciones más precisas para ver su utilidad. Otras veces no afinan, es obvio que por ejemplo la baja resolución del la base de datos GEOS-5 subestima las fuentes de viento disponibles en España y Portugal (esto es consecuencia probablemente de los terrenos muy abruptos de dichas regiones). Desde luego son mejores que las predicciones económicas de los organismos financieros. Nuestros mayores retos serán gastar la energía con mucha más eficiencia, poder acumularla recuperándola con la menor perdida y alterar lo menos posible los ciclos naturales de la tierra.

Agregar a meneameAgregar a twit thisAgregar a fresqui

Referencias:

Global potential for wind-generated electricity

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s