El genoma de un neandertal prematuro o el prematuro genoma de un Neandertal.

En la conferencia anual de la AAAS (Asociación Americana para el Avance de la Ciencia) se ha anunciado el primer borrador del genoma de la especie más relacionada con los humanos, el hombre de Neandertal. La verdad es que es algo muy prometedor y excitante. Pero quizás la conferencia de prensa no es la forma más correcta de anunciar un descubrimiento científico hasta que no se publique el artículo científico. No sólo el impacto mediático debe prevalecer, también la prudencia.

Hay anuncios importantes: como que han identificado entre 1000 y 2000 diferencias en los aminoácidos del genoma codificante. Algo que contrasta con las diferencias que tenemos con los chimpancés, unas 50.000 diferencias aminoacídicas de cuyo ancestro común nos separa unos 6.4 millones de años. Por contra no se han anunciado todavía las diferencias en la parte reguladora del genoma. No obstante hay que tratar con cuidado estos datos, pues el borrador se saca por el momento de un sólo espécimen de una antigüedad de unos 38.000 años.

Esto posiblemente quede subsanado con el tiempo ya que en la actualidad hay unos cinco yacimientos arqueológicos de los que se podrá recabar fragmentos óseos. Haciendo hincapié en una nueva excavación en España en la que se están tomando medidas más drásticas para impedir la destrucción o contaminación del material genético.

Reconstrucción por ordenador de los esqueletos de niños neandertales: Al izquierda un neonato hallado en Mezmaiskaya (Una semana de edad), derecha infante de Dederiyeh (19 meses de edad). Fuente Universidad de Zurich.

Reconstrucción por ordenador de los esqueletos de dos niños neandertales: Al izquierda un neonato hallado en Mezmaiskaya (Una semana de edad), derecha infante de Dederiyeh (19 meses de edad). Fuente Universidad de Zurich.

De la comparación de los dos genomas podemos aprender mucho de los neandertales y quizá más de nosotros mismos. Como muestra en 2007 se publicó que los neandertales tenían la misma versión del gen humano Foxp2 relacionado con nuestra capacidad para hablar. En la conferencia como adelanto nos dicen que los neandertales no poseían la mutación que nos permite digerir la lactosa tras la época de lactancia, nosotros tampoco la teníamos hasta el neolítico.

El equipo que lleva a cabo la secuenciación pertenece al Instituto Max-Planch para la Antropología Evolutiva en colaboración con otras muchas instituciones. Es conocido por la secuenciación de genomas procedentes de enterramientos antiguos y más recientemente en 2008 del genoma mitocondrial de los neandertales publicado en Cell.
En este último estudio concluye que el ADN mitocondrial de los neandertales está fuera de la variación de los ADN mitocondriales humanos y estima su divergencia con nuestra especie en 660.000 años con un error de 140.000. Como el ADN mitocondrial se hereda por vía materna exclusivamente sin recombinación, estos resultados indicarían que los neandertales que convivieron con los humanos modernos, no tuvieron una contribución significativa en el conjunto de genes codificados en el ADN mitocondrial humano.

Otro echo a destacar que sugiere la comparación de los 13 genes codificados en el ADN mitocondrial en las dos especies y con otros homínidos, es que el tamaño de la población de neandertales era reducida.

Pääbo et al. “A Complete Neardenrtal MIthochondrial Genome Secuence Determined by High-Throughput Seuencing”. Cell 134, 416-426, August 8, 2008.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s